miércoles, 23 de enero de 2013

16/01/13: Bárcenas esconde el botín


Suiza ha comunicado a la Audiencia Nacional que el ex senador y ex tesorero del PPLuis Bárcenas, ha dispuesto de hasta 22 millones de euros en varias cuentas en ese país.
La mayor parte del dinero estaba en una cuenta a nombre de una fundación panameña, pero la documentación Suiza no deja lugar a dudas de que Bárcenas era el beneficiario, ya que incluso aparecía con su DNI y los propios empleados de la banca Dresdner Bank se referían al cliente como un miembro del Senado español y tesorero del PP.
Según los datos de la Comisión Rogatoria, Bárcenas intentó ocultar los fondos después de que estallara el 'caso Gürtel', transfiriéndolos a una cuenta de una mercantil.
La comisión rogatoria identifica a Bárcenas en ocasiones como LB, lo que implica al ex senador en los pagos de la red Gürtel, en cuya contabilidad aparecían entregas de dinero a un tal L.B.
El juez ha pedido a Suiza ampliar datos sobre las actuales cuentas en las que Bárcenas tendría actualmente el dinero.
El ex senador está imputado por blanqueo, cohecho y delitos contra la Hacienda Pública.
Según explica el auto dictado hoy por el juez de la Audiencia NacionalPablo Ruz la investigación se centró en cinco cuentas vinculadas a Bárcenas.
La más relevante estaba a nombre de la fundación panameña Sinequanon. Esa cuenta tenía casi 15 millones en 2005, subió a casi 20 al año siguiente y llegó a su pico a finales de 2007: tenía 22.144.832 euros.
A partir de ahí bajó hasta poco menos de 12 millones en octubre de 2009. Para entonces ya había estallado el 'caso Gürtel' y Bárcenas había comenzado a hacer transferencias a otras cuentas a nombre de la mercantil Tesedul SA. Finalmente, clausuró la cuenta originaria.
El juez pide a la Policía y la Agencia Tributaria que elabore informes con la información de Suiza y amplía la petición de datos a Suiza. Solicita que le envíen los datos de las cuentas anteriores a 2005 y toda la información sobre las últimas cuentas a las que Bárcenas envió el dinero. (Fuente: El mundo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada