miércoles, 19 de diciembre de 2012

Jordi Puyol, traficante de billetes de 500 euros


Las denuncias continúan acosando a la familia Pujol y a Felip Puig. Al margen del borrador del informe policial que salpica a la familia de Artur Mas, presidente autonómico en funciones, una declaración ante la Policía Nacional y una denuncia presentada ante la Guardia Civil ponen en duda la honorabilidad de Jordi Pujol Ferrusola y del actual consejero del Interior en funciones.
La que fuera amiga íntima durante cinco años del primogénito del ex presidente autonómico Jordi Pujol ha confesado ante la policía que Jordi Pujol Ferrusola acudía con frecuencia a Andorra con su coche repleto de billetes de 500 euros. María Victoria Álvarez Martín ha detallado ante la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) que ella misma le acompañaba en los traslados de dinero en efectivo a la Banca Mora y que en uno de estos trayectos descubrió, por casualidad, que el maletero del vehículo estaba repleto de dinero.
Según ha publicado este martes El Mundo, tras el hallazgo, Álvarez Martín ha asegurado que fue maltratada física y verbalmente por Pujol Ferrusola; y ha asegurado que se ha vuelto a poner en contacto con ella tras la publicación del borrador policial que señala que la familia Pujol podría tener 137 millones de euros en cuentas suizas. Esta declaración ante la policía ya ha sido remitida al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz para decidir si es preceptivo investigar este posible delito.
Por otro lado, consta una denuncia ante el Grupo de Delitos Económicos de la Guardia Civil de Gerona que sitúa a Felip Puig en el centro de una posible red mafiosa de subasteros que habrían pagado al actual consejero del Interior en funciones. Según ha publicado La Gaceta, esta red habría entregado 284.850 euros en varios pagos.
Según la denuncia, se acreditan ‘ingresos y pagarés librado’ a Puig, durante 2010. En dos pagos, uno de 48.100 euros, del 19 de mayo, y otro de 135.750 euros efectuado el 24 de diciembre de 2010. El presunto cabecilla de la mafia de los subasteros, Jorge Cuxart Tarret, realizaba sobornos tradicionales a agentes de policía. El encargado de llevar físicamente los sobres con dinero era un empleado de Cuxart llamado Albert Vilches.(Fuente: lavozdebarcelona.com)




No hay comentarios:

Publicar un comentario